miércoles, 2 de marzo de 2011

Reflexionando en voz alta

Sobre cómo debe ser la lucha de las Juventudes Nicaragüenses
A partir de unas semanas, las noticias sobre las luchas de las sociedades árabes nos han ocupado gran parte de nuestro interés, sobre todo porque sentimos afinidad con sus deseos de libertad y democracia real. Otra expectativa, es el efecto que estas luchas puedan tener en estos terrenos de nuestra querida Latinoamérica!!!; en particular en los países donde los gobiernos están siendo dirigidos por cúpulas políticos - familiares y grupos de poder económico – militar, con una intención más que explicita de continuismo en el mejor de los casos y autoritarismo y hasta dictaduras al mejor estilo de las “pasadas” y sangrientas como la de Somoza, Pinochet, Trujillo, etc. Estos gobiernos (Venezuela, Nicaragua, Ecuador, Cuba, etc.) aunque parezcan fuertes sobre todo por los recursos económicos que manejan a través del Tratado de Libre Comercio ALBA (por que no es más que lo mismo que promueve los EEUU y la UE, solo que en otras manos!!!), en verdad tienen grandes debilidades, son gobiernos con prácticas tan corruptas como los gobiernos neoliberales o de extrema derecha, en el caso de Nicaragua da lo mismo “Chana que Juana” es decir, Alemán y Ortega son la misma cosa!!!, y valor agregado es su semejanza al ex dictador Somoza (qndep: que no descanse en paz). Continuando con las grandes debilidades, es más que evidente que la ciudadanía nicaragüense no estamos ni con Ortega ni con Alemán y ese es el mayor de los fracasos y dolores que puedan tener, saben que a medida que el tiempo avanza la ciudadanía va tomando mayor conciencia que ambos solo quieren manejar el país como manejan sus fincas y cuevas de malandrines. Cada vez es más claro, como desprecian las leyes, la justicia, la democracia y la libertad, pues consideran que un pueblo libre es un pueblo que no soporta ni siquiera la mención de Dictadura. Por ello, las luchas de la juventud nicaragüense debe ser de forma organizada, creativa, pacífica y sobre todo sin un ápice de violencia, porque no hay mejor arma para un Dictador que el uso de la fuerza y la violencia y mejor aun si con nuestros actos y formas de luchas se la “justifica” y no es que en verdad se justifique la represión, pero la ciudadanía lo verá como una respuesta a los métodos violentos que utilicen los grupos anti dictadura.
Considerando lo anterior debemos ser cautelos@s, debemos siempre motivar a la juventud a actuar de forma inteligente que nos permita ir ganando el respaldo social de la ciudadanía, de las organizaciones civiles, de los medios de comunicación, de tal manera que, nuestro mensaje de lucha no violenta vaya calando y calando en la población y de esta forma ir rompiendo cualquier opresión que se viva en la casa, en el barrio, en la comunidad, etc, etc, hasta que se vuelva un Tsunami por la Democracia, por la Libertad, por la Equidad. En este país, quienes somos fuertes, somos las y los ciudadanos así como ha sucedido en Egipto, Túnez y está pasando en Libia, también en nuestra querida Nicaragua podrá muy pronto pasar, si nos levantamos de forma pacífica, no violenta pero beligerante ante los intentos de reelección del presidente actual que tiene doblemente prohibido presentarse a estas elecciones por la Constitución Política.    

Nicaragua Libre, Democrática y con Igualdad!!!